Taller De Educación Popular De Medicina

Foto0099

En esta ocasión nos reunimos con un grupo de abuelos que viven en la localidad de San Cristóbal al sur de Bogotá, ellos habitan un espacio donde cuentan con una huerta, con personas que los cuidan como psicólogos, enfermeras, educadores físicos, el espacio es amplio y ellos hacen talleres de tejidos, de pintura y de muchas cosas más.

Sus edades no las sabemos, pero lo que si podemos decir es que muchos de ellos tenían hermosos cabellos blancos,  con corazones que parecieran nunca haber envejecido, sus miradas con entusiasmo y curiosidad de ver a tres jóvenes que venían a enseñar hacer una pomada.

Foto0097

A eso de las 2:30 pm nos encontramos sentados en unas mesas grandes ubicadas para trabajar, y hay empezamos a poner los ingredientes de la pomada en la mesa; usamos para esto 7 plantas romero, higuerilla, marihuana, caléndula, pino, eucalipto y tabaco, para darle textura a la pomada hervimos vaselina con estas plantas.

 

ingredientesFoto0110

Antes de empezar la preparación cada uno se presentó mencionando su nombre y su planta favorita, mencionaron muchas plantas aunque el encargado del sitio fue el que me llamo la atención por su gesto de susto y preocupación en el momento que dije que mi planta favorita era el cannabis y que era favorita por sus propiedades medicinales y recreativas.

Las personas empiezan a ser gestos de asombro y otros sonreían con picardía, hasta aquí no se había dañado la relación por decir que me gustaba la marihuana. Entendí en ese momento que lo que hace falta es ser sincero y no tener miedo de mostrar sus gustos, al poco rato se les olvido que mi planta favorita era la controvertida cannabis.

Fueron como tres horas que compartimos con los abuelos y las personas que los cuidan, entre las charlas que sosteníamos con cada uno se podía ver la confianza que tienen por las plantas, como decían muchos de ellos, “como no confiar en algo que Dios lo puso en la tierra”.

En muchos de los encuentros que hemos tenido con el semillero Mambe y el colectivo Tabanoy, escuchamos siempre la petición de las personas por cambiar nuestra relación con la marihuana y la coca puesto que son muy importantes como ingredientes en nuestras medicinas, muchos de los abuelos de este taller decían que era injusto prohibir y hacer tanta mala fama a plantas que pueden ayudarnos tanto.

La educación popular ha permitido acercarnos a las personas y escuchar muchas opiniones frente a las drogas, en esta ocasión vimos que la humildad, el cariño, la verdad y la paciencia pueden construir un buen ambiente popular de saberes. Aquí no había profesores ni estudiantes, solo humanos, con sed de enseñar y aprender.

Foto0102 Foto0101 Foto0111 Foto0112

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s